Tiendas, Restaurantes, Oficinas, Despachos profesionales, Talleres, Fábricas, Hoteles, Centros Comerciales, Supermercados…

Los negocios pueden ser sanados

Si tu negocio sufre de bloqueos sin explicación aparente y más allá de la lógica empresarial, si por más que hagas ves reiteradamente que tus acciones no tienen un resultado positivo, si detectas un descontento o crispación entre los empleados fuera de todo razonamiento lógico, si tus empleados se acogen a la baja médica a menudo, si en general detectas una carga negativa en tu negocio… te interesa la lectura de esta página.
En el campo de los negocios es muy interesante el trabajo de armonización energética  que se puede hacer y el beneficio que se puede obtener en varios sentidos.

Hablaríamos de cuatro campos de actuación:

1. Sobre las congestiones energéticas del negocio.

Son múltiples los factores que intervienen en el buen funcionamiento de un negocio. Obviamente unos forman parte del mundo empresarial (la gestión, el mercado, el producto, el marketing, el enfoque…), y otros forman parte del mundo oculto de las energías. Energías que pueden influir de forma benefactora o perjudicial en la marcha de un negocio, a veces de manera determinante. El problema es que este campo no se puede detectar con herramientas empresariales, sino por personas que tengan la facultad extrasensorial de percibir el mundo energético y actuar sobre el mismo.

Un negocio es un ente con su propia energía. Diríamos que un negocio tiene como un campo áurico donde van quedando grabadas improntas energéticas positivas y negativas de todas las personas que intervienen en el mismo. En una fase inicial un negocio siempre contiene la proyección energética de las personas que lo han puesto en marcha (a tener en cuenta). Con el tiempo además va derivando hacia lo que llamaríamos una entidad con su propia energía, un cúmulo energético en contínuo movimiento y transformación en el que interviene la energía de los dirigentes, de los empleados, de los clientes, de los proveedores, es decir de todos los actores que intervienen. Ya se sabe en física que todo emite energía y todo recibe también las influencias de otras energías en una interactuación contínua. Un negocio en este sentido es un ente que influencia con su propia energía y es influenciado por este magma de energías en movimiento.

Aunque sean conceptos que a priori nos puedan parecer abstractos, vanales o faltos de fundamento, para las personas que trabajamos energéticamente esto no es así. De la misma manera que se puede detectar que una persona está bloqueada por congestiones energéticas y después de hacer un trabajo sobre la misma se ve como ésta y el devenir de los acontecimientos en su vida empiezan a fluir, lo mismo puedo decir de un ente como un negocio. Se puede detectar perfectamente desde este punto de vista si un negocio está sufriendo congestiones energéticas que lo están lastrando, y se puede hacer una actuación para que la energía del mismo fluya sin estancamientos. Los resultados después de una acción de este tipo son notorios.

2. Sobre las interacciones energéticas de los empleados.

Es importante que en una empresa se sanen las interacciones energéticas de baja vibración (o negativas) entre los empleados para que haya un ambiente más fluído, relajado y optimista.
Todos los empleados de la empresa, más allá de su efectividad y valía profesional, tienen su propia carga emocional y mental. Cuando una persona está con muchas preocupaciones, insatisfacciones, irritabilidad, deseos incumplidos, patrones de comportamiento conflictivos (es tan amplio!) queramos o no está trasladando esta impronta energética negativa allá donde vaya, afectando a las relaciones con otros personas e incluso impregnando a los objetos y paredes que lo rodean. Podemos imaginarnos por un momento qué energías se mueven dentro de un centro de trabajo donde hay muchos empleados, cada uno con su carga e interactuando.
Todos hemos entrado en lugares donde sentimos perfectamente el ambiente positivo o negativo de trabajo entre los empleados. Nuestro ser lo percibe aunque no seamos conscientes de ello.¿Un ambiente cargado negativamente o positivamente puede influir en la buena marcha de un negocio?. Qué duda cabe!.
No se trata de hacer un trabajo de limpieza energética como se hace individualmente con un cliente (aunque sería lo ideal!), sino lo que en sanación energética llamamos sanación de canales entre las personas.
Os aseguro que un trabajo de armonización de las relaciones entre empleados cambia sobremanera el ambiente de trabajo, creando relaciones entre los mismos más fluidas y menos conflictivas.

3. Sobre la energía etérica del lugar de trabajo.

Como ya explico en el anterior apartado, las energías de las personas van impregnando los lugares; el ambiente, las paredes y objetos de los mismos, y luego esta energía impregna a cualquiera que permanezca un tiempo en el lugar. Todos en nuestra vida hemos podido tener esta experiencia; imaginémonos que tenemos un día malo, depresivo, con malhumor, y entramos en un lugar donde hay personas que se están divirtiendo, riendo, despreocupados. Lo más normal es que esa energía nos influencie y en pocos minutos todo nuestro malestar se aleje y nos integremos en esas sensaciones positivas. También nos ha pasado al contrario cuando tenemos un buen día, optimista y alegre, y entramos en cualquier lugar donde hay una impregnación negativa, de tristeza, de dolor y sin darnos cuenta vemos como nuestro estado de ánimo cambia en unos momentos.

Un ambiente muy cargado energéticamente causa frecuentemente cansancio, nerviosismo, irritabilidad, ofuscación mental, modificaciones en los estados de ánimo, cefaleas, entre otras muchas alteraciones.
En cuanto a los cntros de trabajo sucede lo mismo, pero más agravado todavía si es un local donde pasan centenares de personas cada día; distintas personas que de una manera u otra dejan su huella energética.
Me he encontrado con locales que estaban muy cargados de energías de baja vibración que afectaban a la entrada de clientes y por supuesto a la relación entre empleados, creando un ambiente de crispación que entorpecía la buena marcha del negocio. Después de realizar una limpieza y armonización energética, el cambio en positivo ha sido más que evidente.
Leer más...

4. Sobre la contaminación electromagnética del lugar. Geobiología.

Detección y corrección de las LÍNEAS DE FUERZA NOCIVAS para la salud que existen en los lugares donde desarrollamos nuestro trabajo.

La Geobiología trata sobre las ondas nocivas que recibimos del Cosmos, las que emanan de la Tierra y las artificiales de los humanos, y que afectan a nuestra salud física y psiquica.

La Tierra está sometida a un bombardeo constante de ondas electromagnéticas que provienen del espacio. La mayor parte de estas ondas son absorbidas por la atmósfera, sin embargo otra parte importante de éstas llega a la superficie de la Tierra y penetra en su interior. Nuestro Planeta también absorbe la contaminación electromagnética artificial (líneas alta tensión, ondas de TV y radio, maquinaria industrial, repetidores de telefonía móvil, wifi, etc.). Todas estas radiaciones producidas por la acción humana, junto con las producidas en el interior de la tierra y las que provienen del espacio, son remitidas de nuevo a la superficie a través de las Redes Telúricas: Líneas energéticas que recorren todo el globo terráqueo  influyendo en el equilibrio energético del ser humano.

Las casas, oficinas, locales de negocio y en general los espacios, enferman a menudo por estas radiaciones nocivas.

Las exposiciones prolongadas a estas radiaciones se traducen generalmente en cansancio, insomnio, dolor de cabeza, depresión, irritabilidad, ansiedad, dolores musculares, modificaciones en los estados de ánimo, desequilibrios emocionales, así como disfunciones del sistema inmunológico, lo que nos hace más vulnerables a las enfermedades. Cuando trabajamos en un lugar geopatógeno, aunque por lo general no nos afecte de forma inmediata, sus efectos biológicos son acumulativos, deteriorándonos paulatinamente.  
Merece especial atención los últimos años la contaminación electromagnética debida a la acción humana en los centros de trabajo. La proliferación de maquinaria, ordenadores, wifis, teléfonos móviles, torres de telefonía móvil, aires acondicionados y calefacciones, ondas televisivas y otras tecnologías están afectando de manera peligrosa a nuestra salud.

Para haceros una idea, podéis ver fotografías realizadas por la Nasa con un tipo de cámara kirlian que detecta las ondas electromagnéticas de el Wifi saliendo de un edificio y al lado las ondas que emite un teléfono móvil.

Una actuación para contrarrestar en la medida de lo posible estas radiaciones, repercute en un mejor estado físico y mental de las personas que trabajan en este ambiente. Esta fenomenología electromagnética desequilibra nuestro campo energético y físico y sin lugar a dudas son el origen de muchas de las dolencias, bajas y malestar en los empleados.
Leer más…

¿Enviar la página a un amigo?
InicioLimpieza Energética l Sanación Bioenergética l Campo Astral y Magias I Energía Negativa en Casas I Negccios I Aura y Chakras l Geobiología l Cursos y Talleres l Servicios l Sobre Mí l Contacto l OpinionesAviso Legal
Copyright © LimpiezasAstrales.com