Detección y corrección de las LÍNEAS DE FUERZA NOCIVAS para la salud que existen en los lugares donde habitamos o desarrollamos nuestro trabajo.

La Geobiología trata sobre las ondas nocivas que recibimos del Cosmos, las que emanan de la Tierra, las artificiales de los humanos, y que afectan a nuestra salud.

La Tierra está sometida a un bombardeo constante de ondas electromagnéticas que provienen del espacio. La mayor parte de estas ondas son absorbidas por la atmósfera, sin embargo otra parte importante de éstas llega a la superficie de la Tierra y penetra en su interior.

Nuestro Planeta también absorbe la contaminación electromagnética artificial (líneas alta tensión, ondas de TV y radio, maquinaria industrial, repetidores de telefonía móvil, wifi, etc.).

Todas estas radiaciones producidas por la acción humana, junto con las producidas en el interior de la tierra y las que provienen del espacio, son remitidas de nuevo a la superficie a través de las Redes Telúricas: Líneas energéticas que recorren todo el globo terráqueo (las más conocidas, Hartmann y Curry), influyendo en el equilibrio energético del ser humano. Son asimismo importantes las radiaciones emitidas por vetas y ríos de agua subterránea, por fallas y otras anomalías.

Las exposiciones prolongadas a estas radiaciones no son nada convenientes para la salud ya que producen modificaciones en los estados de ánimo, irritabilidad, problemas de insomnio, enfermedades, y muchas otras alteraciones.

Las Viviendas pueden ser sanadas

Las casas, oficinas, locales de negocio y en general los espacios, enferman a menudo por estas radiaciones nocivas. Estas líneas de fuerza electromagnética son como paredes que no vemos a simple vista y que alcanzan varios kilómetros de altura. Conforman una malla que abarca toda la Tierra. La permanencia de un ser vivo sobre estas líneas y todavía más sobre los cruces de las mismas es muy perjudicial para la salud física y mental.
Especial atención merecen la cama y lugar de trabajo ya que nuestra exposición a la influencia de estas radiaciones es por tiempo prolongado.

Sus efectos se traducen generalmente en cansancio, insomnio, dolor de cabeza, depresión, irritabilidad, dolores musculares y desequilibrios emocionales, así como disfunciones del sistema inmunológico, lo que nos hace más vulnerables a las enfermedades. Cuando vivimos o trabajamos en un lugar geopatógeno, aunque por lo general no nos afecte de forma inmediata, sus efectos biológicos son acumulativos, deteriorando paulatinamente la calidad de vida.  

La contaminación electromágnetica procede de diversas fuentes: unas son naturales, las radiaciones de la tierra y del cosmos, y otras son artificiales: Merece atención especial los últimos años la contaminación electromagnética debida a la acción humana, tanto en las casas como en los lugares de trabajo. La proliferación antenas de telefonía móvil, torres y líneas alta tensión, ordenadores, wifis, teléfonos móviles, televisiones, electrodomésticos, y otras tecnologías están afectando de manera peligrosa a nuestra salud.

Plano de una habitación con las líneas energéticas cosmotelúricas y otras anomalías detectadas.
 
Otro ejemplo distinto de representación de las radiaciones nocivas en una cama.
 

Cada vez más algunas asociaciones especificas van alertando de lo peligrosas que son estas emisiones. La contaminación electromagnética que producen es muy perniciosa para la vida, y pueden ser el origen de muchas patologías. Incluso estamos viendo como cada vez más se detectan personas con un diagnóstico médico de sensibilidad a las ondas electromagnéticas, algo que sería extraño hace sólo veinte años.

Ahora imaginemos el daño que provoca la proliferación de estas tecnologías en los centros de trabajo. Una actuación para contrarrestar en la medida de lo posible estas radiaciones, repercutiría en un mejor estado físico y mental de las personas que trabajan en este ambiente. Sin lugar a dudas son el origen de muchas dolencias y bajas laborales.

Para haceros una idea, podéis ver fotografías realizadas por la Nasa con un tipo de cámara kirlian que detecta las ondas electromagnéticas de el Wifi saliendo de un edificio y al lado las ondas que emite un teléfono móvil.

En el caso de que sospechéis que podéis estar sufriendo en vuestro hogar o centro de trabajo de contaminación electromagnética, os podéis poner en contacto para que realice un diagnóstico de la vibración del lugar (por si hubiera geopatologías graves) y ver el grado de contaminación electromagnética. Esto se puede hacer a distancia, pero tened en cuenta que para armonizar un lugar se precisa forzosamente hacer un trabajo de campo in situ.

Si tienes interés en realizar un diagnóstico te ruego rellenes el formulario de contacto. Se precisa la dirección exacta. Cuando me ponga en contacto os pediré alguna fotografía del lugar.

Los campos con (*) son obligatorios de rellenar.
FORMULARIO DE CONTACTO GEOBIOLOGÍA
 
*Nombre
*E-mail
*Teléfonos
País/Provincia
Comentarios (poned la dirección exacta del lugar)
 
 

¿Enviar la página a un amigo?
InicioLimpieza Energética l Sanación Bioenergética l Campo Astral y Magias I Energía Negativa en Casas I Negccios I Aura y Chakras l Geobiología l Cursos y Talleres l Servicios l Sobre Mí l Contacto l OpinionesAviso Legal
Copyright © LimpiezasAstrales.com