¿Alguna vez se ha preguntado por qué algunas personas están siempre radiantes y todo fluye en su vida, mientras otras viven una constante carrera de obstáculos?

En el mundo donde vivimos, todo es energía en movimiento y transformación; todo emite una energía y todo también recibe las influencias de otras energías. Todo ente, sea una persona, un animal, una piedra, influencia con su propia energía y es influenciado por este magma de energías en movimiento.

Los seres humanos, somos especialmente influenciables por estas energías que se emiten e interactúan; unas nos aportan equilibrio, paz, seguridad, y otras por el contrario nos desequilibran o perturban.

Surge el problema cuando en este intercambio energético, en un momento determinado nuestro campo físico y etérico, así como nuestro Campo Astral queda “contaminado” con energías de baja vibración. Son épocas en las que nos sentimos tensos, bloqueados, frenados en nuestros proyectos, en la salud, en las relaciones, en nuestra vida en general… todo en nuestra vida tiene excesivos contratiempos, parece como si una nube negra nos cubriera. Llegamos poco a poco a la sensación de impotencia, e incluso de desesperanza, ya que vemos que por más que hagamos, no conseguimos salir de esta dinámica negativa.

Cuando estas circunstancias se van prolongando en el tiempo, también van apareciendo nuestros propios miedos, dificultades emocionales, sentimientos extremos, irritabilidad, y una variedad de pensamientos y patrones de comportamiento que aumentan todavía más la negatividad, creando un círculo vicioso que se retroalimenta.

Es difícil a veces saber qué motivó esta cadena de acontecimientos negativos, cómo empezó todo; pero seguro que hay un punto de inflexión donde todo comenzó. Suele coincidir con cambios en la vida; cambios económicos, de trabajo, de vivienda, de relación afectiva, enfermedad….

E incluso otras veces esta nube negra que nos cubre fue enviada por otra persona de manera deliberada; por rencores, venganzas, envidias o cualquier motivo, hay personas que realizan prácticas esotéricas o las encargan a otros, para frenar nuestro camino.

Cuesta creer que haya gente que realice estas prácticas, pero podéis ver en cualquier librería libros que explican cómo hacerlo y encontrar en periódicos, revistas o internet a una ingente cantidad de “profesionales” que se dedican a ello. Toda esta gran cantidad de “profesionales” no realizan este trabajo gratuitamente, viven de ello porque hay gente que demanda sus servicios. Por desgracia una demanda cada vez mayor.

Nosotros podemos limpiar esta carga de negatividad que le atenaza, sea de la procedencia que sea, y ayudar para que inicie una nueva vida en armonía.

Como se puede ver en la web, somos Sanadores Bioenergéticos y nuestro cometido es la sanación energética del cuerpo físico, mental, emocional y espiritual del ser humano. Sin embargo, incidimos especialmente en la limpieza del Campo Astral de ataques energéticos (por magias u otras influencias negativas o bloqueos). Una sanación holística debe incluir la limpieza de la contaminación energética el Campo Astral ya que en éste radica el origen de la mayoría de bloqueos que sufrimos en nuestra vida, tanto propios como externos.

Aviso: No limpiamos a personas que de una manera u otra tengan por costumbre realizar prácticas esotéricas en contra de la voluntad de otras personas.

¿Enviar la página a un amigo?
InicioCampo Astral y Magia I Sanación I Aura y Chakras  I Energías Casas I Entidades Casas I Negocios I Cursos I Servicios I Nosotros Clientes I Contacto
I Enlaces I Aviso Legal
Copyright © LimpiezasAstrales.com